Cadeira 99 - Antonio Sánchez-Gil


Antonio Sánchez-Gil Sánchez-Carnerero (Sangil) - Nacido en Manzanares (Ciudad Real) el 9 abril 1945 Pintor, escritor y poeta Comencé a pintar al óleo en el año 1968 cuando contaba 23 años siendo mi maestro el pintor y grabador madrileño ANTONIO ZARCO, MI PINTURA Fundamentalmente pinto marinas, desnudos y retratos pero realmente puedo pintar sobre cualquier tema. He dedicado varias obras al tema de "la cuarta dimensión" y continúo con ello aunque en una nueva vertiente. MI POESÍA Entre los poetas españoles he leído fundamentalmente a Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Miguel Hernández y Federico García Lorca.




HAIKUS

Tu propia silla
Espera no te sientes
Pronto sobre ella.

¡París! Perdida
en la noche del viernes,
nadie te encuentra.

Ella no sabe
Porque yo soy su abuelo,
Pero lo siente.

La vida espera
Hasta que ella se cansa,
Luego la muerte.

¡Calla! ¡Cállate!
Si, aunque nadie te oiga,
Ni tu silencio.

A veces lloro
Pues se desgarra mi alma,
Pero la sueldo.


IMAGINANDO

En esta maraña que tengo
dentro de mi cabeza,
se producen cosas raras
cuando se juntan las piezas,
las sinapsis, las neuronas,
y todas las conexiones
que van cambiando en eones,
creando nuevas estructuras
unas blandas y otras duras,
igual que una telaraña
mis ideas viajan por ellas,
del cerebro al cerebelo,
de los ojos a la memoria
que reconstruye la imagen,
del oído a los nervios
que siempre me hace vibrar,
si lo que escucho me gusta
o me ha de cabrear.

Este aparato complejo
que es todo mi cuerpo,
a veces tiene disfunciones
por culpa del sentimiento,
pues su corrientes alteran
el normal funcionamiento,
te juro que no te miento.


LA PASIÓN
La pasión es algo que adormece,
Narcotiza y borra los controles
De la razón, libera el corazón.
Los sentimientos y sensaciones,
A las personas agita y mece
Como un tazón, así es la desazón.
En las almas y los corazones,
Como en ígneos hornos se cuece
El armazón, rompe el caparazón.
Saltan dardos de las emociones
Que atraviesan a lo que acontece
En el corazón, mata la razón. 


LA CORBATA

Eres un trozo de telas
de tipo decoración,
para algunos emoción
aunque le cueste unas pelas.

Resultas un poco larga
con respecto de los lazos,
incluso de otros fracasos
que inventaron ciertos carcas.

Pero eres un complemento
para ser algo elegante,
con el jefe y con la amante,
y todo el mundo contento.


ESCLAVITUD

Creo que la esclavitud es un concepto
con significados amplios a fe mía,
si alguien pensó que desaparecería
o es un ignorante o un inepto,

Esclavo es el que no piensa,
dice lo que le dijeron,
y cree que lo que sienta
solo es porque así le hicieron.

Piensa lo que otros pensaron
y que a él le transmitieron,
pero lo que ellos hicieron
creo que nunca acertaron.

Cada hombre debe tener
libertad de pensamiento.
Solo se puede obtener
con propio conocimiento.

Piensa, si quieres pensar,
con tu propio pensamiento,
créeme que no te miento,
así puedes acertar.

Pues con las ideas que otros pensaron,
al pie de la letra no debes creerlas,
esas son ideas que ellos usaron
y si no te sirven tu debes perderlas.

Escucha lo que otros dicen
las ideas analiza,
observa lo que ellos hacen
y apúntatelo con tiza.

Piensa como tu lo harías
al estar en su lugar,
como podrías jugar
corrigiendo anomalías.

Así el pensamiento es tuyo,
adaptando las ideas,
y aunque claro no lo veas,
es verdad de Perogrullo.

Lo que digan los demás
tómate lo que convenga,
puede tener lo que tenga,
pero el resto está demás.


MI PAPEL

Trozo de papel herido
Por presión del lapicero,
Aunque llores lastimero
estarás agradecido.

Gracias a ti voy guardando
Ideas y pensamientos,
Cuentas y notas a cientos.
¡Gran servicio estás prestando!

Aunque en ti deje mi marca
Cuando rubrico mi firma,
Todo esto te confirma
Que sin ti nada se abarca.

Por tanto no te lamentes
De que te oprima y te marque,
Pues feliz has de quedarte
Con mis ideas latentes.



PREPARÁNDOME

Con la pintura febril
Que he de desarrollar
Me pondré ya a trabajar
Para tener cuadros mil.

Las cosas que se dominan
Es por su repetición
También por la corrección
De los errores que minan.

También la experimentación
Tiene valores en alza
Y aunque no de confianza
Si que aumenta la emoción.

Y en esta combinación
De los diversos valores
Yo voy mezclando colores
Y me embarga la emoción.


MI FLAUTA

Tienes como calificativo dulce
Y posees un cuerpo muy estilizado,
Grandes e intensos placeres tú me has dado,
Tú alegras mucho la fiesta de Santurce.

Tu voz es dulce y muy acariciadora
Que yo saco en ti tapándote agujeros,
Por tu sonido arrullador yo te quiero,
Soy instrumentista, amante que te adora.

Aunque yo no sea Hammelin tú cautivas
Con tu voz, tus notas de una sola escala,
La fama de grandes músicos te avala,
De la música tú estás entre las divas.

Tu sabor cuando te beso es como miel
Y yo te soplo con gran delicadeza,
Para sacar sonidos de gran nobleza
No se necesita esfuerzo, ni echar la hiel.

Me acompañas en mis tiempos solitarios,
Cuando estoy sumido en la melancolía,
Pero con tu voz yo siento la alegría,
Tú haces mis sentimientos solidarios.

En nuestra relación si, ya todo vale,
Tapando cualquier número de agujeros,
Tú ya sabes muy bien cuanto yo te quiero,
Tu amor y entrega por mi es que se sale.

Antonio Sánchez-Gil


MI GUITARRA

Si la soledad me embarga
Y tú me haces compañía
Con tu vibrante sonido,
Mi corazón dolorido
Así se consolaría,
Disminuyendo su carga.

Porque tu eres mi consuelo
En mis tiempos de tristeza,
O cuando estoy preocupado.
La pena me ha abandonado,
Pues tu música adereza
La salsa del desconsuelo.

Con tus cuerdas tan sensibles
A mis dedos que te pulsan
Y te hacen vibrar entera,
Así mi alma te venera,
Mis entrañas se convulsan,
Mis fibras se hacen audibles.

Que no puedo pedir más
A mi guitarra querida,
La que siempre me acompaña
Y me contenta con maña,
La que cierra bien mi herida
Y responde por demás.

Querida guitarra mía,
Siempre estarás a mi lado,
Dado mi egoísmo puro.
Pues sin ti todo es muy duro,
Me sentiría acabado
Y lo mismo no sería.

Antonio Sánchez-Gil


MI ARMÓNICA

Mi armónica es muy sensual,
Al tocarla con la boca
Mil sensaciones convoca,
Aunque el sistema es usual.

Que no puedo resistirme
A sus besos, sus registros,
Estremecimientos listos
Que tanto han de divertirme.

Pues yo gozo con sus besos,
Su voz tan embriagadora,
Demostrando que me adora
Le doy todos mis accesos.

Y yo con fuerza la soplo;
Con ternura, con pasión,
A mi boca yo la acoplo.
Se lo hago con decisión.

Antonio Sánchez-Gil